10 de marzo de 2012

Proyecto Savenah: Capitulo Nº 1


Capítulo 1

Me puse mi remera holgada, la que siempre utilizaba para dormir y me disponía a meterme en la cama cuando un fuerte dolor en la espalda me obligo a tumbarme en el suelo del baño, esas horribles puntadas me habían atormentado durante al menos dos semanas, habían comenzado en mi cumpleaños número 18. Al principio no les había dado importancia, creyendo que solo eran producto del stress pero ahora sabia q algo andaba mal conmigo. Los dolores eran cada vez más fuertes y me obligaban a tumbarme por la fuerza con la que venían, aunque con esa misma fuerza podían irse al instante o durar minutos enteros. Me obligue a ralentizar mi respiración y calmarme. Ponerme histérica ahora, solo serviría para que el dolor se hiciese más fuerte y terminara boqueando en busca de aire. Luego de algunos minutos el dolor casi había desaparecido, por lo que me dispuse a moverme hasta mi cama. No tenía sentido seguir enfriando mi trasero en el suelo del baño. Me agarre del borde de la bañera y comencé a incorporarme. Ya estaba a mitad de camino cuando el dolor volvió tan de repente con una fuerza 100 veces mayor q la de hace unos momentos. Mi visión se nublo, y un grito escapo de mi garganta y caí al piso. No habían pasado ni dos segundos cuando la puerta de mi habitación se desprendió del marco y salió disparada contra la pared donde se partió por la mitad. Fui apenas consciente de que alguien había entrado en la habitación hasta que senti las manos de mi madre acariciándome el rostro y luego un par de fuertes brazos me levantaron y me apoyaron en la cama. Escuchaba voces a mi alrededor pero no podía distinguir ningún rostro, solo podía concentrarme en el dolor, era demasiado… y de golpe así de la nada se fue tan rápidamente como había llegado.

***

Recién en ese instante me di cuenta q tenía los ojos firmemente cerrados y los abrí de golpe para encontrarme con el angustiado rostro de mi madre frente a mí, me gire para mirar a mi padre quien estaba como un torbellino en la habitación con el móvil en su oreja hablando tan rápido q apenas si conseguí oír algo de lo q decía. Mama se levantó y lo tomo del brazo

–Nathan, ella despertó, está bien-

Mi padre se frenó en ese instante y en un segundo estaba a junto a mí

–Dolly, bebé? Estas bien cielo?-

No pude menos q sonreír, mi padre no me llamaba Dolly desde los 8 años, había tomado mi cara entre sus enormes manos mientras mi madre se ponía del otro lado para acariciarme el cabello.

- Por dios cariño que te sucedió, si fuera posible tu padre habría sufrido un infarto cuando te oímos gritar-

Esta vez me reí con ganas, como si fuera posible q mi padre desfalleciera con algo menos q una estaca de plata en su corazón, sip a veces lo de ser vampiro tenía sus ventajas.

–Como si fuera posible- le dije en un susurro.

Mi padre tenía su ceño fruncido y el móvil aun en sus manos, lo tomo nuevamente en su oreja

–Tranquilo, ella despertó está bien, te llamare más tarde-

-con quien estabas hablando?- pregunte.

Me miro, y su expresión era poco más q de disgusto

-Con Biaggio-

Mi corazón golpeteo fuerte contra mi pecho, y por la ruda mirada que me dio él lo escucho. Hablar del amigo de mi padre que tenía casi 230 años, (aunque aparentaba algo menos de 25 físicamente) y del que estaba locamente enamorada era realmente complicado para él. Por eso decidí girarme hacia mi madre

–Lamento haberlos asustado, fue solo una puntada en mi espalda. Creo que me tomo desprevenida- sonreí.

Mire hacia mí pecho realmente avergonzada, pero mi padre me tomo la mano y vi como intercambiaba una extraña mirada con mi madre antes de decirme:

- hija, creo q esto es más q un simple dolor de espalda, cuando entramos aquí no parabas de gritar y retorcerte en el suelo, me desespere y cuando te puse sobre la cama estabas inconsciente…- su mirada de oscureció

-Dulce, te di sangre y ni con eso mejoraste.-

Sentí un escalofrió recorrer desde mi cuello hasta la base de mi cintura, me senté rápidamente sobre la cama, y lo mire.

–debes estar bromeando, como… ¿como es q no funciono?-

Era sabido q la sangre de vampiro podía sanar a un humano de casi cualquier herida o lesión, como es que no podía con un dolor de espalda. Bueno un MUUUY fuerte dolor de espalda, pero uno al fin. Sip yo estaba realmente asustada ahora

–No te preocupes cariño tu padre y yo nos encargaremos de todo, ya verás q no es nada, mañana vendrán Betania y Adrian a revisarte-

Ellos eran dos amigos vampiros de mi padre, vivían al sur de Alaska, y a pesar de que nosotros vivíamos en las afueras de L.A y no los veíamos muy a menudo, siempre estaban presentes con una llamada o alguna visita esporádica, era unos de los cuantos tíos q me había ganado con el tiempo. Saber q ellos vendrían me dio algo de tranquilidad, ya que ambos eran doctores y luego de una existencia de más de 300 años, tu podrías decir q ellos tenían algo de experiencia en el campo.

–Momentos como este me hacen sentir avergonzada con ustedes dos- les dije a mis padres.

Y solté una broma

–En una noche como esta no se arrepienten de haber adoptado a una niña tan conflictiva?- Reí.

Pero cuando me gire, a ver sus rostros estaban mortalmente serios. Mi padre fue el primero en hablar

- no quiero oírte decir esas cosas NUNCA más ¿de acuerdo?- okey, no era día de bromas, anotado

- Mi cielo, tu padre y yo te amamos más q a nada en este mundo, tenerte con nosotros es una enorme bendición que agradecemos todos los días, ni de broma digas q nos arrepentimos de haberte traído con nosotros desde Gales-

Ella me miraba con ojos llenos de lágrimas, me sentí una estúpida, solo había querido aminorar el problema y termine arruinándolo todo. Yo era la primera en agradecer todos los días la familia q me había tocado, ellos me habían traído de Gales luego de que libraran una fuerte lucha entre vampiros, gohuls, y cambiaformas (demonios), no estaba muy enterada de lo q había sucedido allí. Desde pequeña me dijeron que era como un regalo del cielo para ellos, por aun cuando tu veías a mi madre como una especie de supermodelo, con su pelo rojizo y enrulado, sus ojos avellana, su altura y su apariencia de menos de 30, ella era un demonio cambiaformas, que podía pasar de la dulce imagen de muchachita a una fiera con garras de más de 7 cm que podrían desgarrarle la garganta a cualquier gohul o no muerto en menos de un segundo y con el mínimo esfuerzo. Y mi padre, bueno digamos q él no tenía la apariencia de un tranquilo padre de 30 años, sino q a pesar de sus rasgos casi juveniles, y sus rizos negros q enmarcaban su rostro dándole un aire de modelo de revista, él te podía intimidar solo con la mirada, desde su metro noventa de altura, y su fuerte aura q describía q no solo era un vampiro de más de 350 años, sino también q era maestro de su propia línea. La naturaleza de mis padres, había imposibilitado la idea de tener hijos, por eso cuando me encontraron en Gales, mi madre no se apartó de mi un segundo hasta q todo fue arreglado para que me quedara con ellos.

–Mamá, lo siento, solo quería que las cosas se aflojaran un poco, a decir verdad estoy realmente tensa con lo que ha pasado hace un momento, perdóname-

mi madre me abrazo fuertemente, y luego se secó las lágrimas q aun corrían por su rostro.

–Daria, amor ¿podrías ir por Charles, y pedirle que arregle todo para la llegada de Betania y Adrian?-

-Oh Nathan, ¿no puedes hacerlo tú?- pregunto mi madre ofuscada

– ¿Por favor cielo?- mi padre puso esa mirada seductora q sabia q mi madre no podía resistir

–Bueno ya de acuerdo- Mi madre rodo los ojos y me beso en la frente para luego salir de la habitación.

Espere hasta que la oí bajando por las escaleras antes de hablar

-supongo que, o tienes una sorpresa para mama que quieres discutir conmigo, o realmente hay algo muy malo conmigo q no quieres q ella escuche.-

Era más q obvio q quería decirme algo, ya que al ser charles uno de su línea él podía fácilmente transmitirle todo con un pensamiento. Supongo que en este momento mama estaba un tanto alterada como para no reparar en ese detalle. Mire a mi padre quien me sonrió fugazmente.

–Niña lista-

Se sentó junto a mí y me rodeo los hombros con su brazo

-princesa, se q esto es difícil para ti, yo estoy desquiciado, pero quiero q sepas que tu madre y yo haremos todo, y más para saber q es lo q tienes-

Ahora si q me estaba alarmando no creí que fuese algo tan grande.

– ¿Hay algo q no me estas contando?- me miro dubitativo durante unos minutos

-Cariño, Biaggio me llamo segundos después de que te desmayaras para decirme q había soñado contigo-

Casi se me escapa un gemido, Biaggio, o Blas como yo lo llamaba, tenía sueños premonitorios, y casi nunca eran buenos, y claro luego de lo que acababa de pasar, por supuesto que no estaría dentro de las excepciones.

¿Que fue lo que vio?- pregunte amargamente.

Me dio una larga expresión q no supe definir, y finalmente dijo –te vio en un bosque, con las manos llenas de sangre y…alas.-

- Es una broma ¿verdad? ¿Alas? ¿A L A S? ¿Como q? ¿Una especie de pájaro mutante o algo así? Papá es imposible, nunca tuve ningún poder, ni nada por el estilo, soy solo una humana, tú me has visto crecer por el amor de dios- Me levante de la cama y comencé a caminar de un lado para el otro.

Él también se levantó y paro mi brusco caminar tomándome de las manos

–Hija escúchame, después de todo lo que has visto en nuestro mundo ¿podrías jurar q algo así es imposible?-

Ok, eso detuvo mi caminar. ¡NO! claro q no podía, pero ahora la aceptación estaba muy lejos de mí, estaba realmente agotada, y tenía miles de cosas en que pensar.

Como si mi padre hubiese escuchado mis pensamientos dijo -Cariño descansa un poco, mañana hablaremos de esto- me beso la frente y salió.

Me metí bajo las sabanas y antes de darme cuenta el cansancio me venció. Sip tal vez mañana las cosas estarían mejor… tal vez.

***

Me levante alrededor de las 10, me di un largo baño y cuando salí me senté sobre la cama y pensé q era lo q debería hacer hoy… Decidí que tomaría el coche que mis padres me habían regalado en mi decimoctavo cumpleaños y daría una vuelta por la ciudad, estábamos en pleno junio por lo que el clima era casi sofocante. Me vestí rápidamente


y tome mi infaltable tarjeta visa, porque Hey! Quien dice q quizá pase cerca de algún centro comercial para liberar tenciones (no q sea una gastadora compulsiva, ni una niña mimada) pero quien me podría culpar por ahogar mis penas en una tienda? Al fin y al cabo soy una chica, y al mal tiempo buena cara, o lo que sea. Tome mi chaqueta, aunq con el calor q hacía de seguro terminaría tirada en el asiento trasero del coche, y baje corriendo las escaleras, (años de práctica con los tacones de mi madre me evitaban ahora q me rompiese un tobillo) me urgía salir de mi casa, necesitaba despejarme o explotaría. En el camino hacia la puerta me encontré con Charles y Loretta (vampiresa de la línea de mi padre) me miraron con sorpresa y charles me dijo

– Dolche (mi nombre dicho en italiano) carissima, ¿como es que no estas durmiendo? Tus padres se fueron a recibir a Betania y Adrian al aeropuerto, seguros de que tú dormirías hasta muy tarde, dada la noche q pasaste-

-Estoy bien Charles, solo un poco… ¿como decirlo? Abrumada por todo lo que ha pasado, pero estaré bien. Lo prometo.-

Antes de que siquiera tuviese tiempo de contestarme me escabullí hacia la puerta rumbo al garaje.

Luego de un paseo cerca del lago, y con un par de bolsas de Dolce & Gabanna en la parte trasera de mi auto, emprendí el rumbo de vuelta a mi hogar. Me sentí realmente mejor, mi pequeño paseo había logrado devolverme algo del buen humor q había perdido. Estaba llegando a la entrada de mi casa, cuando divise un par de automóviles en la entrada, sonreír al reconocer el de mi madre y el de Adrian, pero había un tercer auto en la parte trasera que no lograba ver bien. Estire mi cuello por encima de del volante y la respiración se me corto cuando lo vi: Era el auto de Biaggio.

3 comentarios:

  1. ey escribes chidisimo, me encanto la forma en que Dolly narra, y más de la forma de la que se expresa de Biaggio. Animo, espero lee mas de tu historia... :3 si quieres nos seguimos.

    ResponderEliminar
  2. Por cierto visiten mi blog http://goodthoughtslex.blogspot.com/ espero que les guste, las veo

    ResponderEliminar
  3. Me gusta preciosa e interesante. Gracias por tus comentarios yo también tengo un blog con una historia. Aquí dejo el url para que te sea mas fácil Continua así Un beso http://mansiondealmas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Mensajitoo