25 de febrero de 2012

Proyecto 1

No estaba segura de que esto funcionara, pero si el jefe lo ordenaba debía hacerlo. Inspire profundo,aguantando el dolor que provenían de las heridas que yo misma me había infligido. Camine hacia las puertas y toque. Me deslice en el piso, y presionando mis heridas, puse cara de inocente y de sufrimiento. Cuando por fin la puerta se abrió, casi sonrio de lo fácil que se haría esto.
-Ayu..denme-dije desmayandome, o mas bien actuando el desmayo. Sentí que unos brazos me tomaban, levantándome.
Sonreí con orgulloso, Qevoc estaría maravillado con esta fabolusa entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mensajitoo